Tomar  Té:  Un acto de  transcendencia

Tomar Té: Un acto de transcendencia

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Artículos

Una legendaria costumbre que se ha extendido a través del tiempo y del espacio es la de beber té.

A pesar de que este producto tiene su origen en China, aproximadamente en el año 250 a. de C, hoy, en nuestro tiempo, se ha convertido en una bebida casi universal.

La ceremonia del té, como la llaman en muchos países, es una tradición cargada de sentido místico y filosófico de origen; sin embargo, para muchos es una tradición heredada de Inglaterra y practicada principalmente por la aristocracia y la nobleza.

Tomar té en ese selecto grupo se ha convertido, entonces, en alarde de lujo y de dinero; las ropas, los utensilios (tazas, teteras), el mobiliario, los salones, todo hace gala de la mayor ostentación, todo carísimo, y… Nada más alejado de su sentido real.

La verdadera naturaleza de este acto no tiene que ver ni con el dinero ni con los lujos sino con cosas inmateriales que le dan un gran sabor a la vida, tiene que ver con tomarse un momento de máxima conciencia en el que se comparte paz y armonía y, aunque su origen denotaba un acto de reflexión y silencio, hoy es un acto de charla y encuentro.

A finales del siglo XVI el budismo zen ayudó a apreciar el gusto por lo simple, la sencillez y los productos que provenían de la naturaleza. Si bien, la práctica de tomar té se está extendiendo, algunos lo hacen de forma equivocada sin recordar que esta práctica es un acto que se reverencia porque nos conecta, precisamente, con la parte espiritual, con el interior de uno mismo.

En su origen una norma que se debía cumplir, de acuerdo con la filosofía budista, es que el lugar donde se tomaba el té debía tener dos metros cuadrados, estar en jardines apartados y tener una puerta pequeña, esto para que todos los que entraran, incluyendo a hombres fastuosos, se inclinaran y se sintieran iguales a los otros. Un lugar donde todos eran iguales, –finalmente, las emociones no tienen jerarquías y la libertad de ansiedades a todos alivia.

Un lugar donde no hubiera distractores, donde la simplicidad se convirtiera en belleza.

Así, tomar té no es solamente sorber un líquido aromático, es sentarse con la compañía más preciada y darse mutuamente un momento de reflexión, de serenidad y de respeto, en el sentido filosófico, pero hoy es también un encuentro y un conector con la sociedad, y ese es el principal motivo por el que las empresas empiezan a poner atención en la difusión de muchos productos que pueden enriquecer este punto de vista.

Hoy, a su extensa lista de productos suma el té, producto que por su historia y aceptación mundial tiene el éxito asegurado.

El té siendo un producto que se bebe desde hace millones de años se ha diversificado asombrosamente, se han logrado combinaciones que nadie podría imaginar y la finalidad es igual de diversa: para tener salud, para estimularse, para calmarse, por placer o, en el mejor de los casos, como un ritual simbólico de interiorizar en nuestro ser.

Todo esto han considerado muchas empresas que se han dedicado a comercializar estas maravillosas plantas, pero sólo algunas, como ésta, logran obtener los resultados que solo la calidad, sin escatimar esfuerzos, recursos y tecnología, pueden dar.

Esta empresa ya contaba con gran variedad de especias, por lo que no es raro que hoy innove con la comercialización de los tés y ponga en nuestras manos una deliciosa y aromática taza de paz, perfume y armonía.

La ventaja hoy en día es que debido a la preocupación que genera tener el récord del país con mayor obesidad, la población más joven empieza a tener conciencia de lo importante que es comer sano, hacer ejercicio (incluso el acercamiento a algunas disciplinas orientales como el tai-chi, la meditación o el yoga, provenientes de los países asiáticos y de la India y que están estrechamente relacionados con la cultura del té), hacer a un lado las bebidas nocivas y sustituirlas por una bebida sana y qué mejor que tomar una deliciosa taza de té.

En el mercado han aparecido infinidad de marcas, pero McCormick es la líder en el producto, pues ha logrado acercarse a los consumidores a través de los tea trucks McCormick, en los cuales ofrece degustaciones bajo el atinado lema “Un té para cada tú”, esto habla de la adaptabilidad hacia cada degustador, y para muestra está toda su gama.

Estas son sus variedades:

Té Rojo
Ayuda a reducir la gastritis y el estreñimiento.

Té de Tila
Alivia dolores de cabeza, estomacales y calma los nervios.

 

Té de Limón
Posee propiedades expectorantes curativas que ayudan al sistema respiratorio.

Té de Manzanilla
Propiedades antibacterianas que ayudan a tratar los malestares estomacales por infección, con delicioso aroma y sabor.

Té Negro
Ayuda a mantenerse despierto y aumenta el desempeño intelectual durante el día.

Té de Jamaica
Posee propiedades antiinflamatorias y puede servir como un laxante natural.

Té Verde
Su alto contenido de antioxidantes previene el envejecimiento prematuro.

Té de Hierbabuena
Este té es ideal para relajarse debido a sus grandes propiedades antiestrés.

Té Blanco
Bebida que ayuda a quemar grasas, además puede controlar la ansiedad y el estrés.

Té de 7 Azahares
Su aroma es muy relajante y ayuda a desinflamar los intestinos y a aliviar los cólicos.

Té Verde Mandarina
Los beneficios del té verde fusionados con la frescura del sabor a mandarina dan como resultado una bebida deliciosa que no puedes dejar de probar.

Té Verde Mango
El té verde tiene un alto contenido de antioxidantes que previenen el envejecimiento, aunado al mango, resulta una bebida, además de sana sabrosa.

Té de Canela a la Manzana
La canela junto con manzana es un excelente remedio para los malestares estomacales como la diarrea, además de un tener un grato sabor.

Té Chai
Posee propiedades antiinflamatorias debido a la presencia de jengibre.

Té Negro sabor Frutos Rojos
Su sabor es inigualable adquirido del té negro, jamaica, fresa deshidratada, zarzamora deshidratada y saborizantes naturales e idénticos a los naturales.

Té Negro sabor Piña Coco
Contiene té negro, piña deshidratada, coco deshidratado y saborizantes naturales e idénticos a los naturales.

Té Negro sabor Grosella Vainilla
Hecho a base de té negro y saborizantes naturales e idénticos a los naturales.

Té Negro sabor Fresa Mango
Su base es té negro, fresa deshidratada, mango deshidratado y saborizantes naturales e idénticos a los naturales.

Té Verde Fresco
Té verde (camellia sinensis), zacate limón (cymbopogon citratus), hojas de menta y saborizantes naturales e idénticos a los naturales.

Té Buenas Noches
Excelente para conciliar el sueño, pues contiene tila, rosa, jamaica, toronjil, manzanilla, canela y saborizante naturales y artificiales.

Té Antigripal sabor a Miel
Contiene eucalipto, gordolobo y té de limón.

Té en Forma sabor Menta-Hierbabuena
Contiene hoja sen, hierbabuena y yerba mate.

Té Digestivo sabor Limón
Se hace con toronjil, anís y manzanilla, una delicia.

Esta amplia variedad permite elegir entre delicados y fuertes, distintos colores, variados aromas, diversas intensidades, muchas combinaciones de frutos, distintos olores, variadas especias, mágicos perfumes, deliciosos sabores, etcétera.

Sin olvidar que para obtener un genuino té el agua debe ser pura, de baja mineralización y recién calentada, si se quiere lograr un equilibrio en oxígeno y otros elementos.

Éxito a este tipo de empresas que de alguna manera nos vuelve a conectar como seres humanos, que nos da la oportunidad de sentarnos y darnos un tiempo con buena compañía, de despertar nuestros sentidos y vivir sensaciones que nos evoque algún hermoso recuerdo.
Que nos pone la ocasión para crear un ambiente donde, cada detalle, cada gesto, cada palabra emane calma y espiritualidad, como fue pensado en un principio.

¡Elija el té que lo remita
a donde usted quiera!