(01 800) 2289-437

El diseño de tu restaurante


 

¿Qué es lo más importante de tu restaurante? Muchos dueños de restaurantes dirían que la comida o la ubicación. Sin embargo, el diseño de tu restaurante juega un papel muy importante al momento de conquistar a tus clientes.

Si tienes dudas sobre si el diseño de tu restaurante realmente agrada a tus clientes o no puedes descubrirlo de una forma muy sencilla: pregúntales. En serio, puedes preguntarles con toda confianza pues la mayoría te responderá sin ningún problema.

En todo caso, puedes tomar en cuenta los siguientes puntos para lograr un diseño de tu restaurante que invite a los comensales a permanecer más tiempo y regresar constantemente.

 

  1. Mantente informado de las modas

La decoración es un aspecto fundamental en el diseño de tu restaurante. No se trata solo de comprar unas cuantas mesas y sillas y acomodarlas como sea. Para enamorar realmente a tus comensales debes transmitirles algo.

Lo mejor sería que trabajaras en conjunto con un arquitecto o diseñador de interiores para darle personalidad a tu restaurante. Esto resulta buena opción porque a menos que seas un conocedor de las modas seguramente no tendrás idea de lo que se está usando en la industria restaurantera.

 

  1. Busca un diseñador de interiores con experiencia en restaurantes

Al igual que existen varias especialidades en la gastronomía, el diseño de interiores es todo un mundo que nunca se domina por completo. Por eso, es recomendable que busques a un diseñador de interiores que tenga experiencia diseñando y decorando restaurantes.

Si te es posible revisar el catálogo de trabajo de dos o tres, sería perfecto. De esa forma te aseguras de contratar al diseñador cuyo trabajo mejor se adapte a tu estilo y al estilo que buscas en tu restaurante.

 

  1. No pierdas de vista tus límites económicos

Recuerda tener en mente un presupuesto y limitarte a él. Desde luego que crear un nuevo diseño para tu restaurante implica un gasto pero siempre debes asegurarte de mantener el control.

De esta forma, evitarás caer en el error de quedarte corto de dinero para cubrir los gastos propios de tu negocio como adquisición de insumos o pago a empleados. Si bien se trata de tener un lugar agradable y que haga sentir bien a tus comensales, no debes perder de vista el aspecto práctico.

También es importante que le menciones a tu diseñador la existencia de este presupuesto para que se limite a él.

¿Quieres recibir nuestras noticias?

Te puede interesar