(01 800) 2289-437

Banquetes que marcaron la historia


¡El inicio de una cautivante influencia francesa en la gastronomía mexicana!

Era el año de 1910 cuando el Honorable Presidente Don Porfirio Díaz organizó una cena para el homenaje del centenario de la Independencia.

Se presentó un menú francés en todo su esplendor y es que la moda en aquella época era dictada por Francia en casi todos los sentidos de la vida cotidiana y la gastronomía no era la excepción.

La fascinación y admiración del General Díaz por el modo de vida en Francia promovió en nuestro país la influencia francesa de la gastronomía, arquitectura, vestimenta y más, haciendo posible que se comenzaran a abrir los primeros restaurantes y que chefs franceses vinieran a México a exponer sus creaciones culinarias.

El festejo del centenario se llevó a cabo en el Palacio Nacional. Fue un menú de 12 tiempos, acompañado de champaña y vinos franceses. Todo estaba perfectamente planeado, desde la decoración que incluía arreglos de gladiolas, rosas rojas y treinta mil focos blancos.

También se colocaron cortinas, pinturas, cristalería y mantelería de calidad y toque artístico impecables. Los distinguidos invitados gozaron de la cena-baile mientras la orquesta amenizaba la noche.

El chef Sylvain Dumont, encargado de la cocina presidencial en esa época, preparó delicias francesas como: perlas de melón en champaña rosada, salmón a la parrilla con salsa de crustáceos y pollito de leche en salsa de frambuesa.

Todos estos exquisitos platillos fueron servidos en la vajilla pintada con el águila porfiriana.

Este evento fue justamente el punto más alto de la influencia francesa en México.

A continuación te mostramos cómo los productos HFS pueden ser base de las preparaciones de este delicioso menú:

Perlas de melón en champaña rosada

En caso de querer prepararlo sin alcohol, pon a marinar las perlas de melón en jugo Ocean Spray durante un par de horas y al momento de servir, cubre con más jugo.  Puede mezclarse mitad de vino espumoso con el jugo y decorar con hojas de menta.

Salmón a la parrilla con salsa de crustáceos

Las salsas de crustáceos suelen ser muy ricas en cremas y grasas, así que aligerarla es muy sencillo usando mitad de crema y mitad de caldo de pollo Sólo Doña María. Para emparejar muy bien los sabores, sazona el salmón con Estragón seco  y Pimienta blanca molida de McCormick.

Pollito de leche en salsa de frambuesa

Esta salsa puede elaborarse calentando una taza de caldo de pollo Sólo Doña María, cuando esté bien caliente agrega una taza de Mermelada de Zarzamoras McCormick, baja la intensidad del fuego y deja reducir a una textura aterciopelada. Rectifica el sabor con Sal y Pimienta negra molido grueso McCormick. Para completar los sabores, no se te olvide sazonar el pollito de leche con Hojas de romero McCormick por dentro y por debajo de la piel antes de hornearlo.

¿Quieres recibir nuestras noticias?

Te puede interesar