(01 800) 2289-437

5 consejos sencillos y útiles para restaurantes tuiteros


Twitter es, probablemente, la red social más crítica de todas. En el medio tuitero se valora mucho una opinión bien formada y reflexionada. ¿Cómo puede hacer tu negocio para ser relevante en la conversación tuitera?

La estrategia base indispensable para todo negocio tuitero es ofrecer contenido de calidad y relevante para su audiencia, haciéndolo con regularidad y coherencia. Pero más allá de esto, ¿qué se puede hacer o qué se debe evitar?

Cada negocio es diferente, pero te dejamos aquí unos tips generales que te ayudarán a definir cómo será relevante tu negocio en la red social más crítica de todas.

1. Twitter no es un soliloquio.

Como cualquier cuenta de Twitter que se respete, la de un restaurante no sólo debe compartir contenido propio –o sea, hablar de lo que hace–, sino que debe seguir otras cuentas que compartan información valiosa, aprender de ellas e interactuar con la comunidad. El encargado de la cuenta de tu restaurante debe darse un tiempo para seleccionar otras cuentas que hablen de los temas que te interesan: revistas, empresas de difusión, líderes de opinión y organizaciones de cultura son buenos ejemplos. Así, tu negocio podrá intervenir astutamente en conversaciones sobre temas de actualidad en el medio gastronómico, aportando su punto de vista particular. En breve: ¡Es una red social! Éntrale a la plática, pero hazlo inteligentemente.

2. Refleja tu personalidad

La voz del negocio en Twitter es una extensión de la experiencia que los clientes buscan al acudir a él. Ya sea casual, elegante o divertido, el tono de los tuits debe reflejar la identidad del restaurante. En breve: ¡sé tú mismo! Nada se desprecia más entre los tuiteros que la fanfarronería o la falta de originalidad.

3. ¡Escucha!

La atención a clientes que busquen información o atención de tu negocio es elemental en Twitter, pero no basta con proporcionar respuestas precisas y veloces. Hay que prestar atención a las características del cliente con el que se interactúa. Una visita rápida al perfil del tuitero que pregunta puede convertirlo en un cliente frecuente o puede evitarte una conversación inútil con un simple troll. En breve: dedícale tiempo a atender bien a los interesados en lo que dices y a descubrir a quienes sólo quieren hacerte perder el tiempo.

4. Si quieres más seguidores, deja que ellos vengan a ti.

Muchos restaurantes tienen una cantidad de seguidores mucho menor a la cantidad de cuentas que siguen, pues se dedican a seguir a cuanta gente pueden para recibir un follow back. Otros tratan de conseguir más seguidores con promociones temporales para tuiteros. Esto podría funcionar a muy corto plazo, pero regularmente la gente que aplica el follow back o que te sigue por un premio no está genuinamente interesada en tu oferta, por lo que los perderás casi tan rápido como llegaron. Por si esto fuera poco, tu timeline se convertirá en un flujo indigesto de información, imposible de procesar y aprovechar (como recomendamos en el punto #1). En breve: en vez de perseguir seguidores, concéntrate en ofrecer contenido valioso y, más pronto que tarde, solitos llegarán a ti.

5. Sé profesional.

Por último, una recomendación importante para los dueños de restaurantes que llevan ellos mismos su cuenta de Twitter oficial: como todo en los negocios, recuerden que la cuenta de su empresa no es su cuenta personal. Si van a socializar con ella, que sea sólo para contactos importantes para el negocio mismo –como clientes o proveedores–. Evítate la pena de que tus seguidores se enteren de tus chismes u opiniones personales, así como pláticas casuales entre amigos y que, por ello, pierdan el interés en seguirte. En breve: ¡no confundas tu empresa con tu persona!

¿Quieres recibir nuestras noticias?

Te puede interesar