En los últimos años se ha descubierto que el arándano es una de las frutas con mayor contenido de antioxidantes;
además de ello, hay estudios recientes que indican que también protege a las células del cuerpo.

En referencia a este tema, la nutrióloga Sigrid Pimentel y experta de la Secretaría de Salud Jalisco, dijo que el fruto además, mejora la circulación, aumenta los niveles de colesterol bueno en la sangre, evita la obstrucción de las arterias y reduce la inflamación cardiovascular.

Parece extraordinario creer que esta baya esté libre sodio, colesterol, grasas, además de ser rica en fibra, ser astringente diurético y poseedor de vitamina C. Es antiadherente, pues evita que se desarrollen bacterias en nuestro organismo.

Sobre este producto, numerosas investigaciones se siguen haciendo, como las del Consejo Consultivo de la Investigación de la Salud y Nutrición de Cítricos del Departamento de Florida en Estados Unidos, donde se descubrió que el arándano aporta vitamina C y calcio, con doble poder.