(+5255) 5358-0877

Mejora el servicio al cliente entrenando a tu equipo de meseros

¿Quieres que tus clientes se sientan especiales durante su estancia en tu restaurante? Un sí a esta pregunta no debería ser opcional y el entrenamiento de tu equipo de meseros tampoco.
Muchos dueños de restaurante creen que esta es una inversión sin mucho sentido. Déjanos decirte que esta percepción es completamente errónea y aquí tienes las razones:

El equipo de meseros excederá las expectativas
¿Sabes cuán agradable es para un cliente encontrar un mesero que siempre está atento a sus necesidades? Siempre se da por sentado que esto debe ser así, pero la cantidad de restaurantes que fallan en este punto es inmensa.
Al entrenar a tu equipo de meseros, ellos podrán dar mejores recomendaciones en temas variados y útiles, tendrán una actitud más agradable y se convierten en aliados de tu negocio.
Aunque no lo creas, muchos clientes pueden sentirse a gusto regresando solo para ser atendidos bien. Esta es una forma de competir con la competencia de forma ética y leal.

Tus meseros estarán al tanto de las reglas básicas
¿Contratas meseros con poca o ninguna experiencia? En este caso es probable que les fallen algunas de las reglas básicas relacionadas a la atención al cliente y a su aspecto.
A través de un entrenamiento, te aseguras de que ellos tengan esta información y se mantengan al día. Al mismo tiempo, tú ahorrarás tiempo y disgustos explicando los aspectos más básicos.
En este caso, no veas al entrenamiento como una pérdida de recursos sino como una inversión. Puedes estar seguro que ningún cliente se sentirá deseoso de regresar si lo atiende un mesero sucio, desaliñado o que no sabe cumplir con sus funciones.

Entenderán a tus clientes
Un mesero bien entrenado está capacitado para escuchar a los clientes que atiende. Le será más fácil entender conceptos básicos de la industria y mejorará sus habilidades comunicativas.
El resultado es que tus clientes se sentirán a gusto al ser atendidos por alguien que comprende sus necesidades desde el primer momento. No olvides que un cliente satisfecho y que se considera comprendido estará encantado de regresar y recibir el mismo trato una y otra vez.

Tus meseros son un recurso de tu restaurante
Puedes tener los precios más competitivos y los alimentos mejor preparados de la ciudad, pero un mesero que no sepa cumplir con su trabajo le resta seriedad a tu negocio.
A través del entrenamiento puedes hablarles de lo importante que son para la empresa y como la complementan. Ellos verán que son apreciados por ti y se esforzarán por darte mejores resultados cada vez.

Recuerda que estamos para servirte, si quieres que tu negocio despegue solo contáctanos.

¿Quieres recibir nuestras noticias?

Te puede interesar