(+5255) 5358-0877

La improvisación al vapor también hace al maestro

kochen

Hoy en día es muy sencillo encontrar una gran cantidad de modelos vaporeras de entre las cuales puedes escoger. Este es uno de los pequeños electrodomésticos que todos deberíamos tener en casa, en especial si eres alguien que disfruta diariamente.

Cocinar al vapor es una de las opciones preferidas porque mantiene los sabores naturales de los alimentos y se evita el exceso de calorías que todos procuran limitar. Sin embargo, si no tienes una vaporera no tienes que quedarte sin cocinar esta clase de platillos.

Sigue estos consejos para improvisar un recipiente en el que puedas cocinar al vapor.

 

Crea un recipiente para cocinar al vapor fácilmente

Si te apetece cocinar al vapor pero no tienes el recipiente adecuado te tenemos una excelente noticia: es muy fácil hacerlo y solo necesitas:

  • 1 sartén hondo con tapa
  • Papel aluminio
  • 1 plato extendido
  • Agua

Una vez que tengas todo, necesitas:

  1. Hacer pequeñas bolitas con el papel aluminio (3 o 4 son suficientes)
  2. Coloca las bolitas de papel aluminio en el fondo del sartén de tal forma que funcionen como soporte al plato
  3. En el plato, prepara el alimento que deseas cocinar al vapor
  4. Una vez que tu preparación esté lista, coloca el plato sobre las bolitas de papel aluminio de tal forma que quede bien fijo
  5. Agrega agua hasta la mitad del recipiente y coloca la tapa del sartén.
  6. Enciende la estufa o coloca en el fuego por 5 a 10 minutos para que tu alimento se cocine
  7. Pasado este tiempo, destapa y revisa si se ha cocinado tu alimento

 

Aprende a usar lo que tienes a mano

Aunque te hemos mencionado artículos que todos solemos tener a mano es posible que alguno de ellos te falte justo cuando más te apetece un platillo al vapor.

De ser así, solo hace falta que improvises un poco y veas qué tienes a mano. Si te falta el papel aluminio, piensa que este funciona solo como una base y puedes usar cualquier otra cosa que sea firme en su lugar.

Por ejemplo, si has salido de acapada, puedes buscar unos pequeños trozos de madera y aprovecharlos como base para tu plato.

En caso de que te esté faltando el plato, sustitúyelo con otro recipiente en el que puedas colocar los alimentos y que te hagan fácil su manipulación.

Como puedes ver, cocinar al vapor depende más de tu creatividad que de las cosas que de una vaporera.

¿Quieres recibir nuestras noticias?

Te puede interesar