(+5255) 5358-0877

¿Eres nuevo en una cocina? Esto es lo que debes conocer

¿Estás por empezar a trabajar en algún restaurante? ¿En los próximos días tendrás la necesidad incorporarte en alguna cocina que no conoces y no sabes cómo actuar? ¡No te preocupes! Aquí te dejamos algunos tips para que rápidamente tomes el ritmo de la nueva cocina y hagas un excelente trabajo.

Date una vuelta para conocer el lugar

Nuestra primer recomendación es que llegues temprano. De esta forma tendrás la posibilidad de dar un recorrido por la cocina y aprender cómo está ordenada. Toma nota o dibuja un croquis mental de dónde está cada cosa. Aunque puede parecer algo inútil ahora, cuando estés saturado de tareas a medio día verás lo benéfico que es recordar estos datos.
Si te resulta más fácil, también puedes llevar un pequeño cuaderno para anotar toda esta información.
Si lo prefieres, y te dan la opción, pide que te den un paseo por las áreas que deberás conocer y en las que trabajarás.

Observa y aprende cómo se comporta el resto del personal

Cada cocina tiene una personalidad distinta. En algunas se sigue un comportamiento más estricto mientras que otras son más relajadas y el personal más amigable. Es común que el primer día te sientas temeroso por lo que te recomendamos que analices cómo se comporta el resto del personal.
Relájate y disfruta del primer día. No es necesario que de inmediato comiences a socializar pero sí puedes despejar tus dudas. Esto ayudará a que te conozcan mejor y vean tu interés por el trabajo.

Aprende la información importante de tu nuevo empleo

El primer día pregunta y asegúrate de entender bien tus horarios de entrada y salida, los horarios en que se sirve cada tiempo y los requisitos de limpieza y orden. Lo normal sería solicitar toda esta información durante tus entrevistas previas pero si no lo hiciste, ahora es el momento.
Al conocer todos los horarios de la cocina serás capaz de cumplir con todos los tiempos de forma eficiente.

Mantente en movimiento

Si hay algo que puede resultar molesto en las cocinas es que los nuevos se queden parados durante mucho tiempo. Una buena forma de matar los tiempos muertos que suelen existir en los primeros días en una cocina es colaborar con el resto del personal. Ofrécete a ayudarles y no te limites solo con los chefs.
Ofrece tu ayuda a cualquier persona que pueda necesitarla, incluso para lavar los trastes. En caso de que no necesiten tu ayuda, limpia tu área. Verás que siempre hay algo que hacer y el resto comenzará a verte como parte del equipo.

Date un tiempo para pensar

Conforme avanza tu primer día de trabajo el estrés será cada vez mayor. Por eso debes tomarte algún momento para descansar y pensar en lo que estás haciendo. Obviamente no podrás dejar tu área cuando más ocupado estés, pero sí existen tiempos muertos después de cada servicio principal que puedes aprovechar. Ocupa este momento para respirar profundamente.

¿Quieres recibir nuestras noticias?

Te puede interesar