(+5255) 5358-0877

Consejos para preparar las mejores papas fritas

Las papas fritas o la francesa son un gran favorito de casi todo el mundo. Pero aunque su preparación es aparentemente sencilla, sólo con un cuidado especial y atención al detalle se pueden preparar las mejores. Nada de papas aguadas, quemadas o grasosas. Toma nota de estos tips que te pueden ayudar a ser un maestro de la papa frita:

Selecciona bien tu papa

Todo gran platillo comienza con un gran producto. La mejor papa para freír estará madura y bien firme al tacto. Las papas aún verdes o viejas y suaves tenderán a ser aguadas incluso si todo el proceso se hace bien.

El corte perfecto

Para que cada papa frita quede igualmente crujiente y cocida, es necesario que todas tengas el mismo grosor. El grueso ideal para una papa frita –según expertos como Heston Blumenthal– es de unos 60 a 70 milímetros de cada lado. Un corte irregular, demasiado grueso o demasiado delgado dar resultados terribles.

Blanqueado en agua caliente

Este paso es de vital importancia para lograr las papas fritas perfectas. Antes de freírlas deben pasar por un baño de agua caliente, a unos 75 ºC aproximadamente, durante 15 minutos. Este blanqueado ayuda a deshacerse de los almidones que hacen que las papas se doren de un café muy oscuro o se peguen entre sí, entre otros beneficios. Se puede agregar una cucharadita de vinagre al agua para este paso, ya que el ácido ayuda a formar una capa más firme en el exterior de las papas.

Congelado previo

La humedad es el enemigo de una papa frita crujiente y firme. Si durante el proceso de cocción las papas conservan mucha de su humedad, se aguadarán rápidamente después de haberlas frito. Un truco que funciona muy bien para eliminar humedad del interior de las papas es congelarlas antes de freírlas, pues ésta se congelará en cristales que ayudarán a que su evaporación sea mejor cuando las papas sean fritas. ¡La mejor parte de esto es que las papas puede guardarse congeladas mucho tiempo!

Doble fritura

Antes de congelarlas y después del blanqueado, se recomienda freír las papas rápidamente una primera vez. La mejor temperatura para freir las papas en este estado es entre 120 ºC y 150 ºC.

Fritura perfecta

Aunque puedes freir papas en muchos tipos de grasa, el mejor tipo es el vegetal, pues es más manejable y estable. Usa siempre mucho aceite, para que cubra las papas en su totalidad. La temperatura perfecta para la cocción final de tus papas es de unos 175 ºC. Es muy importante que seas paciente al cocinar tus papas, en especial si están frías: si agregas demasiadas al mismo tiempo el aceite podría enfriarse.

Salado final

La sal sólo debe agregarse a las papas hasta después de fritas, y justamente cuando salen del aceite, ya que ésta se les pegará mejor y ayudará a eliminar cualquier humedad que haya quedado.

¡Buen provecho y que disfrutes tus papas fritas perfectas!

¿Quieres recibir nuestras noticias?

Te puede interesar